domingo, 12 de julio de 2009

Árbol

Un árbol es una planta, de tronco leñoso, que se ramifica a cierta altura del suelo. El término hace referencia habitualmente a aquellas plantas cuya altura supera los 6 m en su madurez, y que además producen ramas secundarias nuevas cada año que, a diferencia de los arbustos, parten de un único fuste o tronco, dando lugar a una copa separada del suelo. Los árboles presentan una mayor longevidad que otros tipos de plantas. Ciertas especies de árboles (como las secuoyas) pueden superar los 100 m de altura, y llegar a vivir durante miles de años.
Actualmente (abril de 2007) la datación de los primeros árboles conocidos es del rango de los 380 millones de años antes del presente, en pleno
período devónico cuando los animales vertebrados apenas comenzaban a colonizar las tierras emergidas. Esos árboles, del género Wattieza, que poblaban zonas actualmente correspondientes a Sur y Norteamérica, probablemente enriquecieron la atmósfera con oxígeno producido mediante la fotosíntesis favoreciendo de este modo el desarrollo de especies superiores de animales fuera de los mares.
Los árboles son parte predominante del
ecosistema de los continentes debido a que previenen la erosión, constituyendo los elementos primordiales del paisaje, la agricultura, los llamados ecosistemas forestales, los bosques y las selvas, además de encontrarse dispersos en ambientes como las sabanas o las orillas fluviales. Se llama dendrología al estudio de los árboles en aquello que les es propio como tales, y silvicultura al estudio científico y la práctica de su cuidado o cultivo, del que se ocupan los ingenieros forestales. El adjetivo arbóreo deriva de árbol.
La
madera de los árboles es un material común de construcción.
Los árboles han jugado un importante papel en la religión y en la magia, como por ejemplo el
árbol de Navidad, y tienen también un gran simbolismo en la filosofía y la cultura, por ejemplo el árbol de la sabiduría. Asimismo tienen un gran protagonismo en relación al calentamiento global. Los árboles están despareciendo de forma masiva de la superficie de la tierra en un proceso de deforestación sin precedentes. Se calcula que un tercio de los bosques del mundo han desaparecido. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha iniciado una campaña mundial Plantemos para el Planeta con el objetivo de plantar 7000 millones de árboles, o sea 1 árbol por habitante de la tierra para finales de 2009.

Clasificación
Plantas con el biotipo de árbol se encuentran en todas las clases de la superdivisión Spermatophyta (las antes llamadas fanerógamas), salvo en las cícadas (Cycadophyta), que son de biotipo Palmeroide.

Morfología
La principal distinción es la que se establece entre árboles de crecimiento monopódico y árboles de crecimiento simpódico. En los monopódicos el crecimiento en longitud se basa en un tallo principal vertical del que salen, con ángulos marcados, ramas laterales subordinadas, de menor grosor. El crecimiento monopódico da lugar a un porte piramidal, como el que es característico de las coníferas. En el crecimiento simpódico, las ramas derivadas se desarrollan cerca del ápice (extremo) de aquellas en que se asientan, sustituyéndolas en el crecimiento. Las copas de estos árboles sueles ser más esféricas o cilíndricas y menos piramidales.
En inglés, pero habitualmente no en castellano, se trata de árboles a las
palmeras (palm trees). El biotipo palmeroide se presenta en varios grupos de plantas, destacando las cícadas (Cycadophyta) y, especialmente, las angiospermas de la familia arecáceas (Arecaceae).

Simbología en la iconografía cristiana
Es el eje entre los mundos inferior, terrestre y celeste. Coincide con la cruz de la Redención. En la iconografía cristiana, la cruz está representada muchas veces como árbol de la vida.
Este árbol de la vida surge por primera vez en el arte de los pueblos orientales; es el
hom o árbol central colocado entre dos animales afrontados o dos seres fabulosos; es un tema mesopotámico que pasó a Extremo Oriente y Occidente por medio de los persas, árabes y bizantinos. Para las teogonías orientales el hom tiene un sentido cósmico, está situado en el centro del Universo y se mueve con la idea del dios creador. En el paraíso, el árbol de la vida estaba oculto...
En el
arte románico se encuentra a veces con algunas variaciones; el hom al pasar a la simbología cristiana, representa a Cristo.
En el claustro de la iglesia de
Santa María la Real de Nieva en la provincia de Segovia (España), en algunos capiteles se encuentra la representación del hom oriental como símbolo del árbol de la vida:
Árbol con el león y el toro alados (que representan a
Marcos de Ostia y Lucas el Evangelista) que están defendiendo al hom.
Un
pino, y a sus lados unos perros con rostro humano cubiertos por capucha. Son los canes dominicanos como defensores del hom.
En otro capitel, los animales son 2 búhos, símbolo de la sabiduría y la noche, también defendiendo al hom.


Mitología y poesía
A lo largo de la historia, distintos tipos de árboles han sido consagrados a diferentes divinidades:
El haya y la encina estaban consagradas a
Júpiter.
El pino estaba consagrado a
Cibeles.
El olivo se consagraba a
Minerva.
El laurel, a
Apolo.
El mirto y el loto, a
Venus.
El ciprés, a
Plutón.
El narciso, a
Proserpina.
El fresno a
Marte.
La adormidera, a
Ceres y a Lucina.
La viña, el pámpano y la hiedra a
Baco.
El álamo, a
Hércules.
El cedro, el aliso y el enebro a las
Euménides.
La palmera, a las Musas.
El plátano, a los Genios.
[1]

En la ciudad
Forma parte del mobiliario urbano: en las
ciudades se utilizan los árboles en calles, parques, jardines, etc. formando puntos de descanso, refresco y esparcimiento para los ciudadanos. Los árboles tropicales se hallan en las selvas tropicales y ecuatoriales de América Central, América del Sur, África y Asia.

Curiosidades
Secuoyas, árboles que pueden superar los 100 m de altura
Las secuoyas son árboles que pueden superar los 100 m y vivir durante miles de años.
Abrazar un árbol representa una terapia para muchas personas.
En
Sri Lanka se encuentra el árbol plantado por el ser humano más antiguo del mundo y que aún sigue con vida, la fecha de plantación fue en el año 288 a. C.
El árbol más alto del que existan registros, fue un eucalipto talado en Australia a finales del Siglo XIX, medía 132 metros.
Varios ejemplares de
Gingko biloba rebrotaron y sobrevivieron al lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima.
Los árboles más longevos registrados son un grupo de pinos en las montañas de California, se estima que tienen una edad de más de 4600 años.
El árbol más aislado del mundo era la famosa
acacia del Ténere, en el Desierto del Sahara, a más de 400 km de los árboles más cercanos. Fue destrozada por un conductor borracho en 1973
El árbol con el tronco más grueso del mundo es el célebre
árbol del Tule en Oaxaca, México que es una especie de Ahuehuete con más de 500 años de vida cuyo grosor supera los 30m de diámetro, es muy famoso y muy visitado por turistas todo el año.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada